domingo, 31 de mayo de 2009

1996-3

Fueron veinte dias de salir, de caminar, de tomarnos de la mano. Fueron eternos minutos de espera a la salida del salón, en la cafeteria, sonrisas para tomar el bus, besos furtivos detrás de los edificios, abrazos eternos y miradas que te seguian los pasos hasta perderse. Veinte dias de anhelar tu piel, de intentar no perder tu aroma hasta dormir, de soñar contigo y despertar sin ti; viente dias de ahnelar tu tibieza y tu dulzura. Sin embargo, la noche llegó.


Ninguno era inexperto, pero frente a ti sentía como si al tocarte fueras a desvanecerte, Tu piel, iluminada por la luna brilló argentina, tus ojos cuya mirada me llenaba de ternura a cada encuentro, tus manos suaves y firmes a la vez que me acariciaban, tus labios que a cada beso me sabian distinto, tu cuerpo de hombre y de niño a la vez, tu sexo magnífico y tu voz de barítono diciendome al oido las palabras guardadas, las frases inconclusas y los suspiros detenidos.


Tus caricias en la madrugada se mezclaban con el azulado amanecer, el aire tibio de tu boca arrulló mi sueño, tu cabeza recostada en mi pecho me dejaba ver tu rostro perfecto con esa sonrisa casi infantil que tanto amaba, tu respirar pausado, lento, azul, eterno, limpio... fue mi canción de cuna hasta que abri los ojos y comprobé que no habia sido un sueño y que tu estabas ahí.

Esa noche, a la luz de una simple vela fuimos uno.

9 comentarios:

El Joker dijo...

Wao

Y quien no ha sentido eso que describes?

No es un lujo embeberse en las caricias de la persona que se ama y se desea?

Bellos recuerdos de un mundo mejor, un mundo donde cualquier cosa que deseemos se puede hacer realidad.

"Azul con Z..."

Genial post

Anónimo dijo...

Me dejaste con el corazón en la mano.

Miauuuuuuuu

NewSaint73 dijo...

Bueno, pero demsasiado dulce para mi gusto.

chau.

Monchis dijo...

Bonita prosa,

SAludos,

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Ay no, a mí alguien me escribe algo así y me pego un tiro, no lo soportaría. Muy dulce si, pero con una declaración de amor así, me la empegotaría por todo el cuerpo hasta saciarme, hasta hostigarme.

Milo Gasa dijo...

Pero es como el más más este sujeto, el que volvió a Mr. Quike así de esponjoso...

Un abrazote.

Gustavo Puntila dijo...

Que bonito Sr. Quike, alcancé a pensar que tenía un final no feliz, me alegró que no lo fuera... 27 días y muchos más...

Saludo!

diego alejandro dijo...

Con palabras tan sabias, tan absurdamente hermosas y tan dichas expontaneamente, no quedaría un rincón de nungun ser, que con dicho escrito fuera hasta el mismisimo paraíso de Dante y volviera a perderse en los deseos y actos carnales del infierno del placer, del amor y del deseo.
Felicitaciones Quike (Eres el mismo kike que conozco?? jejejejeje Besos!!)

Y si al final del camino la vida no te encuentra triunfante, que por lo menos te encuentre luchando!