lunes, 5 de noviembre de 2012

Y ahora que....






Desde hace un tiempo ando entre niebla, camino la ritmo que la fe de encontrar luz me va marcando.  No puedo decir que tenga una vida difícil o con problemas, no. Por el contrario, he recibido regalos y milagros, el mas elocuente es que estoy vivo y sano, pudiendo estar enfermo.  Sin embargo todos los proyectos que antaño tenía en mi vida se ven retrasados, lentos, farragosos... como esas carretas de pueblo empantanadas en un lodazal que hace pesada la marcha y dudoso el destino.

Cuando no se puede avanzar lo único que queda es contemplar lo que se tiene al lado; sentarse a la vera del camino, aspirar el aire fresco, contemplar las flores de la vera y disfrutar el paisaje. Y ese paisaje tiene nombre: Camilo ha sido un viento fresco en mi vida, un hombre luchador, valiente, vencedor, con la mas grande generosidad de corazón que haya visto, con la ternura de un niño de 10, la intrepidez de  uno de 15, el cuerpo hermoso de uno de 25, la sensatez de uno de 40 y la sabiduría de uno de 60.  ¡Qué gran hombre ha llegado a mi lado! Y tal vez lo mas hermoso de él, es que en el devenir de sus tiempos y el altibajo de los míos, ambos aprendimos que nos amamos inmensamente... y por eso seremos los mejores amigos. 

Gracias Cami  por darle luz a mis dias, tibieza a mis noches, caricias a mis tristezas, eco a mis risas y latir a mi corazón.

Quike micifous.

lunes, 20 de agosto de 2012

Λάζαρος βγει



Luego de un periodo difícil retomo el mando de este barco, quizas un poco cambiado, quizás mas parecido a lo que en esencia soy pero como siempre honesto con lo que creo, siento, pienso y hago. Voy despacio, haciendo pinitos ya que el caminar se hace lento cuando se ha perdido la práctica pero que va, siempre es hermoso recibir el solecito tibio en el rostro.  A todos mis cyberamigos un abrazo... ya se los daré personalmente a los que me vaya encontrando.


martes, 7 de agosto de 2012

martes, 31 de julio de 2012

I will survive

No tengo límites para amar, me adapto a muchas circunstancias, puedo cambiar y convertir en fortaleza eso que es mas débil en mi. Hoy he descubierto que adaptarse sin perder el norte es una forma de sobrevivir.

sábado, 2 de junio de 2012

  LOS NUEVE MONSTRUOS

Y, desgraciadamente,
el dolor crece en el mundo a cada rato,
crece a treinta minutos por segundo, paso a paso,
y la naturaleza del dolor, es el dolor dos veces
y la condición del martirio, carnívora, voraz,
es el dolor dos veces
y la función de la yerba purísima, el dolor
dos veces
y el bien de ser, dolernos doblemente.
Jamás, hombres humanos,
hubo tanto dolor en el pecho, en la solapa, en la cartera,
en el vaso, en la carnicería, en la aritmética!
Jamás tanto cariño doloroso,
jamás tanta cerca arremetió lo lejos,
jamás el fuego nunca
jugó mejor su rol de frío muerto!
Jamás, señor ministro de salud, fue la salud
más mortal
y la migraña extrajo tanta frente de la frente!
Y el mueble tuvo en su cajón, dolor,
el corazón, en su cajón, dolor,
la lagartija, en su cajón, dolor.
Crece la desdicha, hermanos hombres,
más pronto que la máquina, a diez máquinas, y crece
con la res de Rosseau, con nuestras barbas;
crece el mal por razones que ignoramos
y es una inundación con propios líquidos,
con propio barro y propia nube sólida!
Invierte el sufrimiento posiciones, da función
en que el humor acuoso es vertical
al pavimento,
el ojo es visto y esta oreja oída,
y esta oreja da nueve campanadas a la hora
del rayo, y nueve carcajadas
a la hora del trigo, y nueve sones hembras
a la hora del llanto, y nueve cánticos
a la hora del hambre y nueve truenos
y nueve látigos, menos un grito.
El dolor nos agarra, hermanos hombres,
por detrás, de perfil,
y nos aloca en los cinemas,
nos clava en los gramófonos,
nos desclava en los lechos, cae perpendicularmente
a nuestros boletos, a nuestras cartas;
y es muy grave sufrir, puede uno orar...
Pues de resultas
del dolor, hay algunos
que nacen, otros crecen, otros mueren,
y otros que nacen y no mueren, otros
que sin haber nacido, mueren, y otros
que no nacen ni mueren (son los más).
Y también de resultas
del sufrimiento, estoy triste
hasta la cabeza, y más triste hasta el tobillo,
de ver al pan, crucificado, al nabo,
ensangrentado,
llorando, a la cebolla,
al cereal, en general, harina,
a la sal, hecha polvo, al agua, huyendo,
al vino, un ecce-homo,
tan pálida a la nieve, al sol tan ardido¹!
¡Cómo, hermanos humanos,
no deciros que ya no puedo y
ya no puedo con tanto cajón,
tanto minuto, tanta
lagartija y tanta
inversión, tanto lejos y tanta sed de sed!
Señor Ministro de Salud: ¿qué hacer?
¡Ah! desgraciadamente, hombre humanos,
hay, hermanos, muchísimo que hacer.


Cesar Vallejo

domingo, 18 de marzo de 2012

Mea culpa

He caido bajo, he hecho lo que no estaba dispuesto a aceptar, he hecho daño a una persona porque jugué con sus sentimientos, traicioné su amor, su confianza y mi palabra... aquella que en otros tiempos me enorgullecia de sostener. Me he convertido en aquello que detesto, en aquello que rechazaba, en un tipo que puso la piel por encima de las promesas y el valor por debajo de los sentidos.

Lo perdí, lo se.  Ya no lo tendré mas, ya sus caricias serán solo recuerdos tristes en una tarde lluviosa; sus palabras se convertirán en simples susurros que poco a poco pierden el sentido hasta desaparecer. Sin embargo eso no es lo peor.  

Yo me perdí en ese camino... deje de ser ese que podía ser ejemplo, ese que se mantuvo firme, ese que había sido fiel, ese que valia la pena... ese.. ya no era yo.

Y si al final del camino la vida no te encuentra triunfante, que por lo menos te encuentre luchando!